Nuevos Amaneceres

Te escribo
no se
si con el fin de victorearte
o simplemente
para compartirte
con un rincón del mundo
y desde mi universo
compartir, tu esencia de mar
con esa orilla de arena
que bordea mi mundo
sencillamente, con las estrellas
las mariposas y los bosques
nada más.



Este corazón hereje
se consiente
desterrar la idea loca
de no sentir
encontrándote en las palabras
descubriéndote en cada paso
envolviéndome en tu sentir
tus labios y tu piel.



Imaginándote
habitante de sentimientos
recorres este cuerpo
en mis pensamientos
que anhelan el deambular
de esos labios
posados en los que te escriben
te piensan, te hablan
y te sienten
en cada poro del cuerpo
que los posee.





Te espero y sé que no llegaras
no llegara el que espero
llegaras cansado
con el mundo a cuestas
llegaras sin mí.



Haces de mis días nublados
amaneceres resplandecientes
todo el encanto del mundo
esta en ti
en tus ojos
tus labios tienen
la dulce miel del amor
y tus manos
tus manos.



En que orilla
que mar
en cual viento
tras cual esquina
me saciare de ti
en que camino
me compartirás
la luz que alumbra tu ser
en cual bosque
nos perderemos algún día
para encontrarnos.



Te espero y sé que no llegaras
no llegara el que espero
llegaras cansado
con el mundo a cuestas
llegaras sin mí.



Un hombre
confuso y transparente
tan innombrable
como su presencia en mi cuerpo
en mis labios
solo su nombre es permitido
para un dialogo
casi un monologo
de susurros y complicidad
acompañados de un leve roce
ínfimo
de miradas y gestos
que se llenan de un cigarro
acompañado de un tinto
con un aroma
tan profundo y extasiado
como nuestras palabras.



Me quede en la plenitud de tu piel
liviana
eterna
sublime
y elevándome
inmersa en ti.



Te nombra la tierra
el suelo, la cortina
el café, mi casa
la ventana, el sol
he recorrido todo Bogotá
de sur a norte
entre el occidente y el oriente
en las afueras
y
no puedo huir de vos
no quiero buscarte
pero no puedo huir de vos.



Para los recuerdos
quedan los besos y las caricias
para el corazón
el dolor de la ausencia
ese gran agujero
en algún lugar
de este cuerpo
abarcándolo todo
estas lágrimas
que no pueden salir
porque no lo permito.



Quiero ver tus ojos
ya
sentir tu luz, tus axilas, tus tobillos
palparte en tus palabras
en tu coxis, tus hombros
recorrerte centímetro a centímetro
cada milímetro
tuyo.



Vuelo a lo más recóndito
de mis sueños
y estas ahí
y te amo
y me amas
y no quisiera nunca despertar
para cerciorarme
de que solo estarás allí.



Me invitas
a provocarte ser infiel
a desafiar mi mundo
con tus labios
siendo tus palabras de poeta
la tentación
más exquisita
que me hace brotar la miel
que se derrama en tus labios
y busca insaciable
tus manos recorriéndome.



Esta noche es desolada
fría y húmeda
siento tu partida
en un vacío aquí dentro
enorme, profundo
se inundan mis palabras
la tristeza me invade
por los rincones del amor que siento
y que no sé donde meterlo para no sentirlo
en qué lugar de este corazón cerrado
que se abrió para ti
fresco, claro y transparente.



Claro que también hay dolor
me duele el control remoto
me duele el tapete y la silla
me duele la taza del baño
me duele el teléfono
me duele todo un poquito
Igual
no te dejare de amar.



Tu enamorada
esta loca
que vibra con tus palabras
que se estremece con tu mirada
la misma
que se interna en tu sonrisa
y queda extasiada
en el mar de tu alma.



Puerta por donde entran las ilusiones
las lagrimas y los besos
por donde saliste tu
y mi mente no sale de ella
esperando que vuelvas a entrar
Aquí no vuelvo.



Parto del olvido en tu recuerdo
perpleja, inmóvil
vas, vuelves, te quedas pero no
me habitas, me recorres, te endulzas
me embriagas contigo
te deleito, nos inundamos
y al alba te desvaneces
y yo me pierdo
Parto
con el alma desgarrada de todo
y de nada
con estos pies
que no sueltan la tierra
y los ojos en el infinito
porque los sueños
se paren con parto natural
con dolor
hoy mi alma esta como este cielo
gris
apunto de llover.



Como estará tu voz y tu silencio
como tus manos y tus palabras
como estará tu sonrisa
que mis ojos no la ven.



Mirándote te recorro
escuchándote te beso
en tu mirada me penetras
sonriendo con mi piel
cercanos los sentimientos
ajenos
desde cada soledad
que ya no se siente sola
suavemente posas tu piel
sobre mis manos
para llevarla conmigo
con la luna
palparla olerla mirarla
besarla y sobre todo
comenzar a extrañarla
suavemente lentamente.



Tú me miras queriendo entender
por qué estas allí
cuando quieres estar aquí
quieres todo de mí
pero te quedas allí
así eres hombre
hombre de sueños y falencias
sabiendo que aquí eres
y te fuiste.



Solo me invaden versos para ti
los mismos que te canto en los ojos
los mismos que te tengo en el corazón
este que no deja de latir
los mismos que me da tu piel
tu mirada y tus manos.



Recorriendo tus palabras
tu espacios y tus ojos
me inunda el vació
de no poder habitarlos
En mi mar las olas llegan
hasta tu playa
con instantes cálidos y fugaces
de momentos fragmentados
y sublimes
después
llega el eco vació y frió
del silencio
de tus compañías.



Noche de lunas y de muertes
a flor de piel
el sentir
mezclado con la razón
cruel resultado, fatal
la verdad
pintar de nuevo las paredes
para limpiar otra vez los sentimientos
y desaparecerte
no volver a verte, a pensarte,
a sentirte y a pintarte
dentro de mis bosques,
mis sueños y mis mares
dejar tu arena quieta.



El alma alborotada
dentro de un cajón oscuro
el corazón
en una esquinita
y en el vacío que hay
dentro de ese cajón
estas Tú
abarcando
lo que queda.



Estas a mi lado como la luna
en las noches nubladas
como el sol en un día de lluvia
tardío, lejano
te siento como
un calambre en el corazón
como un sueño lejano
te quiero conmigo
y no.



No sé hasta dónde te amo
hasta cuando, desde cuando
el momento exacto
desde cuando te recuerdo
con el alma
estas aquí dentro y ya
Lo que no tengo claro
es que voy a hacer
con esta gran cantidad
de amor
te lo riego por los poros
te transpiro, te huelo
te siento, te miro, te oigo
te toco, te rozo, te sonrío
te recuerdo, te anhelo
te tengo cerca
te entiendo
te hablo, te extraño
te amo, te amo y te amo
Y todavía me queda más
no lo tengo claro
Y te espero con flores
y te vas con un beso
que se me queda
buscando
el que te llevaste.



Con o sin todos los sentidos
casi con la brisa
enorme húmeda y profunda
mi piel chispea
brota
no la siento
evaporamos la existencia
de la materia
nos penetramos
en vuelos sublimes
en un sin fin
de entre meses
de sentires
esos des calambres
infinitos
que dejas
en mis entrañas
me remueves
desde lo más profundo
dentro.



Mares
lunas bosques de cuentos encantados
mágicos
sueños en los colores de tus ojos
manos enlazando esperanzas
descifrando destinos
sin entenderlos, destinos maleables
ondulantes de cuentos
mares, lunas y bosques
con tu presencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario


Patricia Castillo Alfonso